El proceso de esterilización

El proceso de esterilización

La esterilización es imprescindible en el sector de la medicina. La esterilización describe el procedimiento de librar objetos y materiales de microorganismos vivos. La esterilización se usa sobre todo en consultorios médicos u hospitales, donde personas con sistemas inmunológicos débiles pudieran estar expuestos a gérmenes patógenos. Para evitar contaminaciones es necesario atenerse normas y prescripciones de higiene, lo que incluye la esterilización. En la esterilización de materiales y objetos se consigue en el mejor de los casos matar todos los virus, esporas, gérmenes etc. Sin embargo, en la práctica no se consigue siempre al 100 %, debido a que ciertos tipos de gérmenes son muy resistentes.

La esterilización está por encima de la desinfección, y se aplica cuando los desinfectantes no garantizan la prueba de esterilidad. La esterilización se puede realizar mediante procedimientos térmicos o químicos. Para ello se ofrece en la esterilización una gama de aparatos que permiten realizar una esterilización óptima. La dificultad está en desarrollar aparatos que permitan realizar la prueba de esterilidad de forma cuantitativa. Esto incluye por ejemplo los autoclaves de laboratorio, que calientan agua y el vapor producido desplaza el aire. En la esterilización también existe la esterilización por vapor. Esta se realiza normalmente a 121 °C con una presión de vapor de 2 bar. Esta esterilización permite que a los 15 o 20 minutos se hayan matado todos los microorganismos. Pero no solo los materiales y objetos son portadores de bacterias y microorganismos; también se encuentran en el aire. Es por ello que también se requiere una limpieza del aire. En el sector de la medicina se instalan sistemas de extracción especiales.

Gracias a muchos sistemas desarrollados es posible asegurar nuestra salud en el medioambiente. Así se evitan pandemias y la proliferación de enfermedades. Otro aspecto de la técnica estéril abarca el sector de procesamiento de alimentos. Las conservas y los medios de embalaje que están en directo contacto con los alimentos se pulverizan con antisépticos que matan los gérmenes que hayan podido surgir durante la fabricación. Además de proteger al ser humano de gérmenes patógenos, también se requiere evitar una descomposición prematura de los alimentos aplicando la esterilización.

Diferentes formas de la esterilización:

Esterilización por calentamiento: Para ello se usa la cinética de destrucción de microorganismos. Al desarrollar altas temperaturas durante un espacio de tiempo determinado es posible garantizar la descomposición de los microorganismos. Esto incluye las siguientes categorías de la técnica estéril: esterilización por vapor, esterilización por aire caliente y esterilización fraccionada.

Esterilización química: Abarca la esterilización con determinado elementos químico, como por ejemplo el formaldehído, óxido de etileno, etc. Este tipo de esterilización normalmente con materiales termolábiles. Existen los antisépticos líquidos que aplican sobre los materiales, o los antisépticos secos, donde se matan los gérmenes por gas. También es posible trabajar con radiación ionizante (radiación UV, rayos X, radiación gamma), o productos de esterilización plasma.

Los ciclos de presión típicos usados en autoclaves son:

Ciclo para tejidos, unidades de filtrado y descartes.
Ciclo para plástico y cristal de laboratorio.
Ciclo usado fundamentalmente para descartes.

El rendimiento del proceso puede confirmarse mediante la supervisión de los cambios de color en la cinta indicadora que suele aplicarse sobre los paquetes o los productos que se introducen en el autoclave. También pueden utilizarse indicadores biológicos, como Attests, que contiene esporas de Bacillus Sterothermophilus, que se encuentran entre los organismos más resistentes que debe destruir un autoclave. Después de una tanda en el autoclave, el cristal interno de la ampolla del Attest se rompe, con lo que las esporas penetran en un medio líquido diferencial. Si el autoclave ha destruido todas las esporas, el líquido permanece de color azul. De lo contrario, las esporas se metabolizarán y provocarán un cambio al color amarillo después de dos días de incubación a 56 °C.

En Kalstein hemos diseñado autoclaves que cumplen de manera eficiente los estrictos requisitos de seguridad y esterilización de los grandes centros de salud.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.